sábado, 3 de diciembre de 2016

El cine español y sus métodos de venta

Imaginen que un vendedor llama a la puerta de su casa y le dice: "Hola imbécil, me cago en tus muertos. Vengo a venderte un seguro". Seguramente no le de tiempo ni a empezar otra frase porque seguramente le den con la puerta en los morros antes de acabar la primera. Es surrealista pensar que alguien que pretenda vendernos algo lo intente hacer con un insulto para conseguir su objetivo. Batiría el récord de ventas negativo de su empresa, el tiempo que su empresa le aguante, claro. Es del género tonto y no entraría en la cabeza de una persona normal.

Pues bien, ese método de venta es el que utiliza la mayoría de la industria cinematográfica española, el del insulto a gran parte de sus clientes potenciales. Los Trueba, Bardem, Toledo, San Juan, etc..pretenden vendernos su producto con el insulto por delante. A mi esto, como persona y profesional de la venta, me ofende y además me sorprende. No entiendo muy bien el objetivo final de esas palabras tan ofensivas hacia gran parte de su público objetivo. 

Los que nos dedicamos a vender sabemos muy bien de qué temas no hablar y, sobre todo, sabemos muy bien cómo comportarnos ante las personas. Cada persona es un mundo y tenemos claro que no podemos actuar de la misma forma en una cita de ventas que en otra. Pues bien, es curioso que esta gente que vive de estar cara al público y de actuar no se de cuenta de eso. Actúan de una forma imprudente y maleducada, algo que no se espera de alguien cuyo trabajo consiste en dar vida a personajes creíbles, aunque no tengan nada que ver con ellos.

A mi me da verdadera pena decir que todo esto provoca que yo, personalmente, evite pagar un duro por ver cualquiera de sus trabajos. Y es una pena porque soy español y me gustaría promocionar la industria nacional de cualquier sector. Esto es la evidencia de lo malo que es conseguir el dinero fácil. Si el estado te subvenciona de entrada y a fondo perdido, no harás ningún esfuerzo ni por hacer, ni por vender un buen producto. Así les va después en taquilla, que no venden un duro. Vagos, maleducados y profesionales nefastos.

jueves, 1 de diciembre de 2016

Este estado feudal sí que es defraudador

El otro día, paseando por una calle de mi ciudad, en la que hay un edificio oficial de mi comunidad autónoma, debía haber algún tipo de evento oficial. No había escuchado nada en las noticias, pero era más que evidente. ¿Por qué? Pues porque pude contar por decenas los típicos cochazos con lunas tintadas que estaban aparcados esperando a sus ilustres ocupantes. Allí estaban las decenas de chóferes que conducían cada coche, de charla, apoyados en los mismos y fumándose un pitillo. Y no crean que es que estaba allí todo el gobierno de la nación con sus ministros o el mismísimo Rey de España con sus escoltas varias, no. Eran directores de algo, consejeros de no se qué y algún que otro alto cargo de la comunidad autónoma.

Hoy aparece en las noticias que el gobierno va a subir impuestos de no se cuántas cosas y va a perseguir la economía sumergida y el "fraude" que cometen, cometemos, todos los españoles. Está claro, por eso hay un déficit en el estado terrible. No es porque cada día gasten más. No es, por supuesto, porque haya comunidades autónomas con embajadas por todo el mundo, con el beneplácito y permisividad del gobierno central. No es porque estemos gobernados por inútiles que no tienen ni la capacidad, ni la valentía, de recortar de lo suyo para que deje de vivir tanto amigote.

Si vas por la calle te das cuenta de la aberración que es plantear una nueva subida de impuestos. Cada coche que ves circulando está pagando un impuesto por cada metro que recorre. Vas a un supermercado y cada vez que pita la caja es impuesto para el estado. Te tomas una cerveza y es impuesto para el estado. Compras el pan, el periódico, enciendes la luz de casa, la calefacción, el agua...y de ahí también recauda el estado. Es prácticamente imposible encontrar un solo movimiento en nuestra rutina de vida diaria por la cual el estado no se lleve un pellizco, o mejor, el mayor pellizco. Y todavía no es suficiente. ¿Alguien es capaz de imaginar lo que puede llegar a recaudar el estado solo por vivir en España, solo por nuestra vida rutinaria normal? Yo creo que es tal la ingente cantidad de dinero que es imposible de calcular. Y todavía no da.

En la primera legislatura de Rajoy se dijo que se iba a afrontar un importante recorte de gastos en las administraciones públicas. Lo habrán hecho, no lo dudo, pero si ha sido importante todavía no es suficiente, es evidente, ¿no? Pues además de eso todavía nos vienen con el descaro de decir que el problema es el fraude y la economía sumergida. Claro, es que es muy difícil decir que el problema principal son ellos mismos. Inútiles, cobardes y, lo peor de todo, mentirosos. Y yo aquí sigo esperando que aparezca un verdadero partido de derechas que practique una verdadera política liberal. La de fomentar el esfuerzo individual y la de adelgazar este asqueroso estado mastodóntico que nos está asfixiando.

Socialistas, podemitas, comunistas varios. No, a vosotros no os querría ver gobernando ni en pintura. Son muchas las veces que habéis dicho que esto todavía os parece poco. Estos son malos, pero vosotros sois peores. 

martes, 29 de noviembre de 2016

España, país repleto de fariseos

No hay nadie más perfecto en el mundo que uno mismo para sí mismo. Eso es una realidad que por mucho que intentemos disimular delante de cualquiera es más que evidente. Nos gusta sacar punta a todo, pero a los de alrededor. Nos gusta cotillear, a unos más que a otros, y nos gusta sobre todo juzgar al de al lado. Que no nos enteremos de ningún error grave que haya cometido otro que le sacaremos punta hasta que el lápiz sea capaz de cortar un cristal. Es más, muchos leerán estas lineas y dirán para sí mismos, "pues yo no". Vale, pues tu no, pregúntale al de al lado, ya verás lo que te dice.

Todo esto se evidencia más desde el nacimiento de las redes sociales. Ahí es donde sale todo el mundo a darse golpes de pecho. ¿Que aparece un defraudador de Hacienda? Aparecerán cientos de miles llamándole de todo, porque ellos nunca han cometido ninguna irregularidad. ¿Que aparece una persona de éxito, con grandes logros en la vida? Que no le pillen en un renuncio público que llegarán los santurrones "perfectos" y saldrán a darse golpes de pecho poniéndole verde. Presumiendo de una perfección que seguro no tienen y que en la mayoría de las casos, para su fortuna, no se va a demostrar nunca.

En España, a pesar de lo que diga la ley, no existe la presunción de inocencia o, por lo menos, no para todos. Hay algunas personas a las que se les busca la culpabilidad continuamente y en cuanto se ve el más mínimo resquicio por donde atacarle a por él que van los "perfectos". Esos que viven a la puerta de los juzgados para ver quien es el acusado, o sospechoso, y ponerle de vuelta y media en el paseillo que tenga que hacer para asistir a cualquiera de sus vistas.

Una cosa es la crítica y otra el golpe de pecho. La Biblia es uno más de esos denostados libros por la nueva clase de "perfectos". Pero dice una gran verdad que ni siquiera el paso de los siglos ha conseguido contradecir nunca, "quien esté libre de pecado que tire la primera piedra". Pues eso, fariseos, menos golpes de pecho y más mirar vuestro ombligo. Mucho hablar, mucho gritar y mucho golpe de pecho, pero habría que ver lo que tenéis escondido cada uno de vosotros en vuestras vidas.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Españoles, Chanquete ha muerto

Creo que no hay nadie ni de mi edad, ni mucho más joven que no haya visto "Verano Azul". Los que lo vimos a una edad más o menos adolescente nos enganchamos enseguida, nos gustaba y además no había mucho más donde elegir. Las vivencias de los protagonistas eran las que nosotros idealizábamos a esa edad. Vacaciones en la playa, grupo de amigos de nuestra edad, chicas, aventuras y amistad. Alegría, diversión y ciertas dosis de tragedia e incluso llegando a un extremo algo ñoño como fue el episodio de la muerte de Chanquete que, sin embargo, nos hizo llorar a todos. Pero viéndolo desde la perspectiva de la edad me doy cuenta que no era más que otra forma de enganchar y de querer al personaje, aunque fuera a costa del llanto y la tristeza.

Este fin de semana hemos asistido a otra muerte de Chanquete con la muerte de Fidel Castro, pero no en Televisión Española como antaño, esta vez ha sido en todas las televisiones. En todos los telediarios y, sobre todo, en el programa "Informe Semanal" de TVE. Nos presentaron a Castro como un venerable anciano que tristemente había fallecido. Todo ello aderezado con una buena dosis de música cubana pro castrista y algún que otro poema revolucionario. En ningún momento se habló de las persecuciones y asesinatos cometido por este genocida, más que para hablar simplemente de "oposición". En ningún momento se entró en detalle de la masacre cometida en el remolcador 13 DE MARZO, más que para describirlo casi como mero accidente.

Se ensalzó la figura del sátrapa como si hubiera sido un simple revolucionario en busca del bien de su pueblo. Se obvió la verdad para tratar de blanquear la figura de un dictador asesino que gobernó con mano de hierro Cuba desde el año 1959 y que aún lo sigue haciendo en la figura de su sucesor. Se blanqueó al personaje y me pregunto los motivos. No consigo entender el porqué, ¿Por qué un dictador ha de ser mejor que otro cometiendo las mismas atrocidades? ¿Por ser comunista? Ese viejo venerable tiene muchas muertes a sus espaldas y muchas vidas y familias rotas. Lo saben bien los cubanos. Los que por suerte pudieron huir y pueden hablar y los que por mala suerte no pueden abrir la boca porque siguen allí viviendo en la miseria, miseria de la que "el venerable anciano" es responsable. 

"Verano Azul" ha terminado hace muchos años aunque lo repitan innumerables veces. Castro no era un viejo pescador entrañable amigo de los niños y compañero de aventuras. Castro era un asesino que acababa con la vida de quien osara llevarle la contraria, fuera hombre, mujer o niño. Castro no era ningún Chanquete, que no nos lo vendan como tal. Que dejen de manipularnos de una vez.

domingo, 27 de noviembre de 2016

Si no te anuncias en español no compro

Acabo de estar un rato sentado viendo la televisión y, como es normal, he visto más anuncios que la película que estaba viendo. Por eso, entre que me gusta poco la televisión y menos todavía ver un par de escenas de película entre anuncio y anuncio he dejado de verla. A un mes vista de la Navidad todos los anuncios que he visto estaban relacionados con esas fechas, como es extrañamente normal en los últimos años. De todos esos anuncios la mayoría eran de colonias. ¿Cuántos puedo haber visto, diez, quince, veinte? No lo sé, pero no menos de diez. De todos esos anuncios sólo uno decía un par de palabras en español, el resto eran en inglés o francés.

Después de verlos todos no he podido evitar preguntarme a mi mismo, ¿y estos pretenden que yo les compre algo? Y es que me parece una absoluta falta de respeto que estos publicistas pretendan vendernos algo sin expresarse en nuestro idioma. Y es que, a pesar de que yo sepa hablar inglés, ¿por qué he de hacer el más mínimo esfuerzo por entender lo que dicen? No me da la gana, si ellos quieren vender, que sean ellos los que se esfuercen. 

Y es que parece que para estos publicistas utilizar nuestro idioma para vendernos una colonia no tiene el suficiente empaque o, simplemente, no está de moda. Parece como si utilizando otro idioma le intentaran dar al producto un aire de modernidad que para mi, e imagino que para muchos, pierde por completo.

Es duro y difícil vender, pero es evidente que el trabajo de vender es única y exclusivamente de quienes pretenden vendernos algo. ¿Alguien se imagina que una empresa en España contratara de vendedor a una persona inglesa que no tuviera ni idea de español? El comprador al que visitara probablemente no le aguantara ni medio minuto. El comprador no es el que tiene que hacer el esfuerzo en la venta, es la persona a la que se debe convencer. Pues ese absurdo ejemplo es lo que están intentando hacer esos publicistas de colonias, que el esfuerzo lo hagamos nosotros. 

En mi caso, y después de ver todos esos anuncios, compraría por descarte. Es decir, por eliminación. Tendría en cuenta a esas marcas que no hacen el más mínimo esfuerzo para venderme y que pretenden que ese esfuerzo lo haga yo para, sencillamente, no comprarlas. ¿Que tú quieres venderme algo? Intenta hacerlo al menos en español o, de lo contrario, yo no compro. 

sábado, 26 de noviembre de 2016

Fidel Castro y los anticapitalistas de Twitter, Wifi y IPhone7

Hay cosas que parece que no van a llegar nunca. Hay gente, y cuanto peor es mucho más, que parece que va a ser eterna y no se va a morir nunca. Eso ha pasado con Fidel Castro, parecía que no iba a llegar nunca su hora a pesar de su edad y de sus enfermedades. Parecía que con él se iba a cumplir definitivamente aquel dicho que nunca se cumple con nadie, mala hierba nunca muere. Pero no, definitivamente a él también le ha llegado su hora, como no podía ser de otra forma. Ha muerto después de muchos años de supuesta revolución social en Cuba, supuesta que no real. Miles de muertes a sus espaldas, miles de persecuciones, miles de perseguidos, miles de exiliados y una miseria que poco tiene que ver con una revolución social y sí con una revolución miserable.

Son muchas las publicaciones en las que se hace referencia a su dictadura, muchas también las que hacen referencia a su enriquecimiento personal, pero los cómodos comunistas patrios no las creen. Prefieren no hacerlo porque en su infinita comodidad prefieren ignorar algo que ellos no serían capaces de soportar ni por un minuto. Le idealizan, le alaban, engrandecen la figura de un ser siniestro, ruin y miserable que lo único que ha hecho es aprovecharse de su propio pueblo, vivir de él. Hoy lloran la muerte de un dictador, de un asesino y de un sátrapa. Hoy lloran la muerte de un personaje al que muchos de ellos no habrían conseguido ni siquiera sobrevivir. 

Cogen su Iphone 7, se conectan a su wifi de gran velocidad y empiezan a tuitear a traves de una red social capitalista. Hablan de anticapitalismo, de revolución y de lucha desde su cómoda casa en la que no les falta de nada. Revolucionarios de tres al cuarto cuyo única lucha se basa en mover un dedo para escribir y dar retuits. Incansables tuiteadores de una revolución dura para quien la ha sufrido y la sufre y demasiado poética para mentes simples y completamente insolidarias. Lo miran, pero no lo quieren ver; se lo cuentan y prefieren ignorarlo. Idealizan a un comunista de cientos de millones de dólares y de avión privado a costa de un pueblo que sufre y pasa miserias. Anticapitalistas de Twitter, wifi y Iphone 7. Anticapitalistas que no serían capaces de sobrevivir ni un minuto en su idealizada revolución. 

jueves, 24 de noviembre de 2016

En Aranjuez también han asesinado a una niña

Da la terrible casualidad que hoy se han producido en España dos hechos terribles a la vez. Por una lado, una mujer de 40 años ha matado a su hija de 5 años acuchillándola en Aranjuez. Por otro lado un hombre ha matado a su mujer degollándola en Fuenlabrada. Hechos terribles los dos, pero con una gran diferencia, la difusión mediática que se le ha dado a uno y a otro asesinato. El asesinato de esa pobre niña ha pasado prácticamente desapercibido, mientras que el asesinato de esa pobre mujer ha alcanzado una gran difusión, ¿por qué? Porque siendo los dos hechos terribles uno vende más que el otro.

En el caso de la mujer degollada, el culpable ha sido un hombre. En el caso de la niña asesinada, la culpable ha sido una mujer, su propia madre. El pasado día 20 de Noviembre se celebró el día mundial del niño, del cual yo me quejé. Y me quejé de ese, como de todos los días mundiales que hay y que habrá a lo largo del año, porque no son más que un ejercicio de puro cinismo, de hipocresía y de búsqueda de la repercusión fácil en redes sociales. Los niños no venden porque los niños no protestan, no se les escucha, no se asocian y, lo peor, no son protegidos por nadie, ni siquiera por el propio estado. A las pruebas del acoso escolar me remito donde lo primero que se busca desde el colegio, muchas veces público, es quitarse de en medio lo antes posible sin asumir sus responsabilidades.

Por mucho que se diga, por muchos tuits que se pongan o por muchos comentarios que se pongan en Facebook los niños son los grandes olvidados. Los seres más indefensos y a los que más se debería proteger, son completamente ignorados por la sociedad y es así desde que están en el vientre de su madre. 

Después está esa rara moralidad en la que se ha encasillado a la violencia, algo además asumido por toda la sociedad. La violencia solo tiene difusión en función a quién sea el culpable y en función a quién sea la víctima. Lo primero que se pregunta antes de juzgar un asesinato, sobre todo si es en el entorno familiar, es el género e ideología de quién mata y el género e ideología de quien muere. Si el asesino es un hombre la repercusión y las muestras de condena se multiplican y si la que mata es una mujer se silencian, siendo igual de terribles los dos.

Hoy un hombre ha matado a una mujer en Fuenlabrada y una madre ha matado a su hija de 5 años en Aranjuez. Una niña de cinco años ha muerto a manos de su madre, una niña inocente e indefensa ha muerto a manos de la persona que más quería en el mundo y en quien más confiaba. La persona en quien la pobre pequeña confiaba su protección. Las dos noticias son terribles, demos al menos a esa pobre niña la oportunidad de que su corta y terrible historia se conozca también.